Receta: Gua Baos (pancitos al vapor)

baos2.jpg

Hace un tiempo hicimos una “noche asiática” con mis amigas blogueras. Les conté esa vez que preparamos ramen (la receta aquí), y Baos, unos pancitos asiáticos que se hacen al vapor y que esa vez preparó la seca Caro del blog Thinking Sweet. Me compartió su receta y hoy puedo compartirla con ustedes 🙂

Me enamoré de esa preparación. Los Baos son esponjosos, húmedos y ligeramente dulces, y tienen el tamañp perfecto para ser tapas y jugar con los rellenos. Lo “correcto” o tradicional es comerlos con preparaciones de cerdo o pollo agridulce, con encurtidos y verduras, pero la verdad es que quedan exquisitos con cualquier cosa, como palta, o como el de la foto, con huevos revueltos con jamón y espinacas. Seguir leyendo

Receta: Copón de plátano y crema

postre

El fin de semana pasado fue el cumpleaños de mi papá, y como ya se está volviendo costumbre, fui la encargada de los postres (hazte a un lado, abuelita!). Hace tiempo que quería aprovechar los copones que hay en la casa y esta fue la ocasión perfecta. Hice dos postres en capas, y este fue el favorito.

Este es un clásico gringo que hace rato quería hacer, ellos lo llaman “Banana Pudding”. Debo decir que fue un éxito rotundo, y no es para menos: lleva crema batida, crema pastelera, galletas de champaña, y una de las mejores frutas del universo, PLÁTANO ❤

Es un postre que es bueno dejar hecho con cierta antelación para que se remojen las galletitas, y alcanza como para 10 porciones (aunque todos en la mesa se quisieron repetir, suerte que hice 2 copones).  Seguir leyendo

Receta: Babaganoush (dip de berenjenas)

babaga1

¿Han escuchado alguna vez la expresión “como las berenjenas” para referirse a algo malo, penca? Yo encuentro que es ofensivo, y nunca lo he logrado entender. ¡No hay mejor verdura que las berenjenas! Es una lástima que no sean más populares, porque de verdad SON LO MÁS RICO QUE EXISTE.

Una de mis maneras preferidas de comerlas es esta, el babaganoush. Es una especie de hummus de berenjenas ideal para picoteos, o simplemente para untar en el pan. En serio, hay semanas en las que desayuno pan con babaganoush todos los días, filo el tufo a ajo. Seguir leyendo

Nueva obsesión: el té Matcha

matcha2

Como ya sabrán mis lectores más fieles, soy una loca de las agüitas y los tecitos. Supongo que principalmente porque soy terriblemente friolenta, y porque obviamente me encanta probar sabores nuevos.

Hace algunos años que venía leyendo sobre las maravillas del té Matcha, pero no había encontrado un lugar donde lo prepararan aquí en Santiago. Un día fui invitada al maravilloso café Mazaconne en Vitacura, y lo pude probar. Seguir leyendo

Receta: Sopa de Tortilla

0407-2017-0445191137499968853.jpeg

¿Les ha pasado que de pronto amanecen con un antojo y no descansan hasta satisfacerlo? Me pasó hoy con la sopa de tortilla. La probé en La Sopería, un local muy bacán de Barrio Italia en el que venden, sorpresa, sólo sopas.

Esta es una preparación tradicional de la cocina mexicana, adaptada a lo que hay por estos lados, y obviamente se puede ajustar al gusto de cada uno. Pero les recomiendo a ojos cerrados que la preparen y se dispongan a morir de placer, porque de verdad es una  OMG delicia. Como todos mis platos preferidos, es una mezcla de salado, dulce, ácido y picante, con el toque terroso de los porotos negros que me fascina. Seguir leyendo

Receta: Tarta de Crema de Coco

Ha sido una semana corta, pero extremadamente difícil. No suelo hablar mucho de mi vida personal aquí, pero necesito desahogarme un poco. La receta está deliciosa, así que si se latean con los detalles pueden saltar hasta el final, no me ofendo.

La cosa es que me quedé sin trabajo. Desde que llegué a Santiago en 2014 me ha costado mucho quedarme en un solo lugar, de hecho lo que más he durado en una oficina han sido seis meses. He sido freelance y he tenido pegas solo para parar la olla, y esta vez por primera vez sentía que me proyectaba.

Encontré este trabajo que parecía ideal, orientado a lo que quiero hacer y con un ambiente que parecía perfecto. Pero no funcionó, y ahora terminados los tres meses de prueba me avisaron que no quieren que me quede. Y pucha, estoy muy triste. Seguir leyendo