Ingredientes: Kéfir o Pajaritos de Yogurt

kefirok

Ayer les hablaba sobre los alimentos para mejorar el sistema inmune, y dentro de ellos les mencionaba el kéfir, o los pajaritos de yogurt. Se trata de un hongo que fermenta la leche y la transforma en yogurt, llenándola de propiedades beneficiosas para la salud (además de ser muuuy rico!). El yogurt que uno encuentra en el comercio hoy tiene cada vez menos cultivos lácteos y se han transformado en puro espesante, colorantes y saborizantes, por lo que han perdido las propiedades saludables del verdadero.

imageEl preparado que se hace con estos gránulos tiene un altísimo poder desintoxicante para el organismo, ya que contribuye a regular la flora bacteriana en nuestro sistema digestivo, y por ende, le ayuda a trabajar mejor. En consecuencia, mejora la digestión, ayuda a disminuir el colesterol malo (LDL), y a evitar enfermedades como el cáncer de colon. Si tiene una fermentación de cerca de 24 horas actúa como laxante suave, pero si se deja hasta 48 horas es un potente astringente.

Los gránulos de kéfir no suelen comercializarse, sino que se regalan. Éstos se reproducen al tener el alimento en la leche y aumentan su volumen rápidamente, por lo que en poco tiempo se puede tener disponible para regalar.

Cómo preparar yogurt de pajaritos:

Poner los gránulos en un frasco de vidrio transparente y llenar de leche hasta los 2/3 del envase. Usualmente se utilizan 3 cucharadas soperas de gránulos por cada 1 litro de leche. Tapar con un paño apretado por un elástico para dejar pasar el aire necesario para la fermentación. Dejar reposar por 24 a 48 horas. Si se deja 24 horas quedará más suave, a mayor el tiempo más acidez en el resultado final. Colar en un colador no metálico (yo uso de plástico) y servir el yogurt. Volver a poner los gránulos en leche (si no tienes leche, se mantienen bien en agua con azúcar). Lavar con agua tibia los gránulos una vez por semana.

Anuncios

6 comentarios en “Ingredientes: Kéfir o Pajaritos de Yogurt

  1. Dr. Cesante, PhD (@DrCesantePhD) dijo:

    Son buenísimos. El asunto es que no hay que dejarlos abandonados nomas, hay que estar pendiente.

    Y un datito extra, por si no lo sabías: se pueden congelar. Si no tienes leche (o tiempo, o ganas) para mantenerlos, y quieres dejar de usarlos por un tiempo pero no botarlos, los congelas. Una vez descongelados se les da un par de ciclos con leche para que se recuperen, y ya del tercero (aprox) en adelante el yoghurt queda igual que siempre. El haber estado congelados no les afecta en nada 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s