Ideas: Desayuno sí o sí

desayuno

Partamos la semana haciendo una resolución que cambiará tu vida: TOMAR DESAYUNO. Yo sé que esto lo han escuchado (o leído) mil veces, pero de verdad que hace la diferencia, y es fundamental para un estilo de vida- si no saludable- al menos bien encaminado.

¿Por qué necesitamos tanto el desayuno? Porque nuestro cuerpo necesita reponerse después de un largo período sin comer. O sea, romper el ayuno (des- ayuno, anyone?). Es como ponerle bencina a tu auto para que ande, y si lo entiendes así es súper obvio. Y es por esto que es importante ponerle BUENA bencina, y no parafina ni agua (Dios, ¡no!).

Lo primero es la hidratación. Ojalá partieramos la mañana con un par de cañitas de agua, o en su defecto, una infusión sin cafeína (o sea, no té ni café). Esto, porque el cuerpo pierde un montón de agua mientras duermes, y al no estar bien hidratado te faltará energía y probablemente te duela la cabeza.

Lo otro súper importante es la proteína. Según mi querida nutricionista, día debiéramos consumir la cantidad de gramos de proteína equivalentes a nuestro peso corporal (60 kg de peso = 60 g. de proteínas al día), y el desayuno es donde debiera partir esta tendencia, porque la proteína te entrega energía duradera y te mantiene saciado más tiempo. Elige jamón de pavo, huevo, y lácteos (yogurt, kéfir, por ejemplo).

En cuanto a los famosos cereales, hay diferentes teorías en nutrición, pero yo he comprobado que con costumbre no es tan difícil disminuírlos. Porque sí, son necesarios, pero no en la proporción que nos han inculcado siempre. Con la mitad de un pan, o una rebanada debiera bastar. El resto de carbohidratos necesarios debieras suplirlos con una fruta!!

Respecto a lo que dije del café, probablemente muchos de ustedes pusieron el grito en el cielo, pero no digo que no haya que tomar café o té. Lo que pasa es que se ha comprobado que la mejor hora para tomar café (y obtener los efectos estimulantes que uno busca) sería entre 9:30 y 11:30.

Muchos me han dicho que amanecen sin hambre y les cuesta acostumbrarse. Bueno, de verdad es cosa de costumbre. Partan de a poquito, dénse el tiempo (si es necesario, vale la pena despertarse unos 15 minutitos antes) y de seguro se van a sentir mejor, van a tener menos hambre durante el día y NO VAN A SUBIR DE PESO POR COMER MÁS. Se los aseguro.

¿Mi desayuno? Dos huevos revueltos (una yema y dos claras), una rebanada de pan integral, media palta, una fruta, una taza de yogurt de pajaritos y una agüita. Es lo máximo. Me demoro y a veces no alcanzo, pero vale la pena en un 100%.

Anuncios

Un comentario en “Ideas: Desayuno sí o sí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s