Ver: Wes Anderson en la cocina

courtesans au chocolat

Wes Anderson es uno de mis directores favoritos. Aunque las historias de sus películas son preciosas, lo que más le admiro es la estética de sus cintas. Cuidadas hasta en el más mínicmo detalle, se caracterizan por ser recargadas, generalmente simétricas y muy coloridas. Aunque me falta ver un par de sus cintas, cada una de ellas es un deleite visual. Incluso las primeras, como Rushmore, en las que todavía no imprimía su sello tan característico.

En su última película, The Grand Budapest Hotel, la pastelería tiene un papel fundamental, y nadie mejor que él para presentar exquisitamente un dulce.

Para la promoción de la cinta se difundió un video con la receta de los Courtesans au chocolat de la película. Son, en resumidas cuentas, un montículo de profiteroles rellenos de salsa de chocloate de hermosa presentación. El tutorial es increíblemente claro, de verdad me dieron ganas de hacerlos! Disfruta el video 🙂

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s