Recetas: Granola Casera

granola

Como ya sabrán los que me leen hace un tiempo, soy una fanática de los desayunos. Para mí se trata de la comida más importante del día y por eso aunque me demore y tenga sueño, casi siempre trato de producirla lo más que pueda. A veces es imposible, especialmente con un horario como el mío (entro al trabajo a las 7:30), pero hago el esfuerzo.

Esta receta la publiqué hace un tiempo en el blog de una de mis mejores amigas, No Soy Fashionista. Síganla, es una gran blogguera y periodista y una hermosísima mujer. Hoy revivo esta receta para compartirla con ustedes, queriditos amigos, y que puedan disfrutarla en sus casitas. Es súper sencillo, rápido y tan pero tan rico.

Pueden agregar los frutos secos que quieran, pero ojo, que si vas a agregar pasas u otros frutos deshidratados como platanitos, chips de manzana, coco o cramberries (todos quedan exquisitos!), o si te pones chanchito/a y agregas chips de chocolate, debes hacerlo cuando ya esté horneado y frío.

Copio lo que escribí originalmente, con algunas mejoras:

Esta es una receta que se ha convertido en un favorito, especialmente en los desayunos (mi comida favorita del día). Combinada con un buen yogurt natural (ojalá de “pajarito” o de yogurtera) esta granola es lo más rico, y quedas bien satisfecha y energizada. Según mi nutricionista lo ideal es que un desayuno tenga alrededor de 300 calorías, así que definí la porción de 1/3 de taza. Quizás parezca poco, pero tiene cerca de 200 calorías por porción y es súper saciante.

Aquí va a receta del mejor desayuno de la tierra ❤ :

Granola Casera (Rinde 8 porciones de 1/3 de taza)

– 2 tazas de avena tradicional
– 1/2 taza de miel
– 2 cucharadas de azúcar
– 3 cucharadas de aceite de maravilla o canola
– ½ taza de almendras crudas picadas gruesas u tro fruto seco
– ¼ taza semillas de girasol, fruta deshidratada, chía, o chips de chocolate, o todo junto. ¡Tú eliges!
– 1 pizca de sal
– 1 cucharadita de esencia de vainilla (opcional)

1.-Precalentar el horno a 180°C (horno medio) y forrar una bandeja del horno con papel aluminio (si no tienes no importa, pero es de gran ayuda para no tener que limpiar tanto).

2.- Mezclar lo más que puedas la miel, el azúcar y el aceite. No se juntan mucho pero hacer el esfuerzo para que quede homogéneo. Agregar la vainilla, si la usas.

3.- Agregar los ingredientes secos y revolver bien. La idea es que quede lo más impregnado posible de miel y aceite. En un momento lo mejor es usar las manos (bien limpias!).

4.- Distribuir en una capa delgada sobre la lata del horno y hornear por 10 minutos o hasta que esté apenas doradito.

5.- Sacar del horno y revolver para que la parte de abajo quede expuesta al calor. Hornear 10-15 minutos más, cuidando que no se queme.

6.- Retirar del horno y dejar enfriar. Agregar los frutos deshidratados u otro que no vaya en el horno, y ¡voilà!

Esta receta dura cerca de 2 semanas guardada en un recipiente hermético. ¡Pruébala!

*La imagen es de esta página japonesa. No tengo fotos buenas de la hecha por mi, pero queda igualita 😀

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s