Receta: Galletas de avena, mantequilla de maní y chocolate

SAMSUNG CAMERA PICTURES

El otro día decidí que era momento de cuidar más mi alimentación. Seguro les ha pasado que se sienten intoxicados porque comen muchas tonteras, y el cuerpo reclama. Ya sea con problemas a la digestión, falta de energía o incluso mal humor, comer mal repercute directamente en nuestra calidad de vida, y a mí ya me estaba pasando la cuenta. Y es obvio, trabajando como periodista gastronómica y con mis actividades de bloguera, más lo golosa que soy en el día a día, es difícil mantenerme saludable.

Así que decidí tratar de bajar lo más posible el azúcar y los carbohidratos, que son lo que peor me hace, durante mis momentos “libres” de la gastronomía. Y con los días más bonitos, como están ahora, dan muchas más ganas de comer fruta, tomar harta agua y comer verduritas. 

Lógicamente, a los dos días de esta decisión, me vino un antojo gigante de alguna cosita dulce y horneada. ¡Horror! Era inevitable caer, pero fiel a mi filosofía, me permití este capricho, pero con una condición: prepararlo yo misma. ¡Obvio! Siempre va a ser mucho mejor/más sano (no necesariamente más light, pero sí más natural) algo preparado por mí que algo comprado/envasado.

Quería comer galletas de avena con chips de chocolate (quería reemplazar los chips por unos nibs de cacao muy ricos que tengo guardados), y encontré esta receta que me tincó. Pero cuando ya iba en la mitad de la receta (suele pasarme), me di cuenta de que tenía muy poca harina.

Siempre me he caracterizado por arreglármelas con lo que hay, así que experimenté, y reemplacé LA MITAD de la harina con cacao amargo en polvo. Pensé que sería un desastre, ¡pero no! Quedaron exquisitas. No les puse los nibs porque ya eran lo suficientemente chocolatosas, y han sido un éxito. Y debo decir, con orgullo, que todavía no me las termino. Mi fuerza de voluntad me permite comer una o dos al día 🙂

Aquí va la receta, ¡disfrútenla! Es mega fácil y sólo les tomará unos 25 minutos de principio a fin  😉

galleta

Ingredientes:

½ taza mantequilla
½ taza azúcar blanca
⅔ taza azúcar morena
½ taza mantequilla de maní (¡la hice yo misma! Solo hay que procesar maní en la 1-2-3 o en la juguera hasta que se haga una pasta)
½ cucharadita extracto de vainilla
1 huevo
3/4 taza harina
¾ taza cacao en polvo de buena calidad
1 cucharadita bicarbonato de sodio
¼ cucharadita sal
½ taza avena

Paso a paso

Precalentar el horno a 180ºC.

Cremar la mantequilla y el azúcar con la batidora hasta que esté suave y clara. Agregar la mantequilla de maní, la vainilla y el huevo, y mezclar bien.

Agregar los ingredientes secos previamente mezclados, y mezclar lo suficiente para que se humecten.

Distribuir por cucharadas (bien separadas si no quieres quedar con UNA SOLA galleta deforme en la bandeja) en una bandeja de horno forrada con papel mantequilla.

Hornear por 10-12 minutos. Cuidado con pasarte del tiempo, porque si se secan mucho no son tan deliciosas como cuando salen blanditas del horno. Sacarlas y dejar enfriar bien en el papel.

Almacenar en un recipiente hermético.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s