Cocinando con hierbas: todo lo que necesitas saber

albahaca.jpg

Las hierbas son el complemento perfecto en la cocina. Cuando te metes un poco en su mundo descubres que pueden darle una personalidad increíble a las preparaciones, sin agregar ingredientes artificiales ni calorías (para los que se preocupan de esas cosas).

Además es una manera fácil y rica de agregar sabor y disminuir el consumo de sal, y muchas hierbas además aportan beneficios a la salud.

¿Quieres usar más hierbas en tu cocina pero no sabes cómo combinarlas con otros ingredientes? No se diga más: aquí, para todos, la guía FranEats para cocinar con hierbas aromáticas.

Primero, es importante que si vas a cocinar con hierbas frescas las agregues casi al final (si no al final) de la cocción para que no pierdan el sabor. Las hierbas secas son mucho más intensas y no saben igual, pero si vas a utilizarlas recuerda que 1 cucharada de hierbas secas equivalen generalmente a 3 cucharadas de hierbas frescas.

Ahora les entregaré el perfil de algunas de las hierbas más conocidas, sus usos recomendados y sus beneficios. ¡Aprovecha de experimentar!

Romero: De aroma intenso y terroso, el romero es el complemento ideal para platos acogedores e intensos en base a carnes, cordero, ave, papas y guisos. Los expertos aseguran que su aroma ayuda a mejorar la memoria.

Salvia: Ligeramente mentolada  y con un sabor muy particular, la salvia es muy utilizada en la cocina mediterránea. Va muy bien con aves, quesos, embutidos y pastas. Es buena para los problemas digestivos, dolores menstruales y pérdida de memoria, y su aroma es excelente para subir el ánimo.

Tomillo: El tomillo (o tomino) tiene un sabor que recuerda levemente a la menta y al limón, y queda muy bien en sopas, caldos, salsas, vacuno, aves… la verdad es que va bien con casi todo, pues su sabor es suave y delicado. Buen apoyo en tratamientos contra el resfrío, mejora las defensas y tiene propiedades antifúngicas y antibacteriales.

Ciboulette: de la familia de las cebollas, tiene un sabor suave y “acebollado”, y viene muy bien en platos frescos en base a papas, huevo, tomate y pescados. El toque que entrega es muy fresco y veraniego. Sus beneficios son similares a los de sus familiares como la cebolla y el ajo, por lo que es excelente para mejorar las defensas, prevenir el cáncer y la osteoporosis.

Lavanda: increíblemente aromáticas, las flores de lavanda recién están ganando popularidad en la cocina por estos lados. Su sabor y aroma es muy distintivo, floral, dulce y ligeramente cítrico. Atrévete a usarla en carnes asadas, tomates, pescados y postres. Su aroma es un potente relajante, así que es perfecta para esos momentos de estrés.

Orégano: tiene un sabor intenso y levemente amargo, especialmente cuando se usa seco. Debe ser una de las hierbas más populares, y va muy bien con platos mediterráneos y carne de vacuno. Muy conocidas son sus propiedades digestivas y analgésicas de dolores menstruales.

Estragón: de sabor potente y anisado, levemente agridulce, el estragón va muy bien con sopas, pescados, tomate, y encurtidos. Contiene antioxidantes, estimula el apetito (¡ja! como si lo necesitara…) y es un leve sedante.

Albahaca: de aroma dulce, su sabor es ligeramente especiado. Úsala para aromatizar mantequillas y aceites, y en platos frescos y veraniegos en base a quesos suaves, tomate y pastas. Ayuda a calmar el estrés y los dolores menstruales.

Cilantro: fresco y alimonado, el cilantro es un favorito. Utilízalo para dar frescura a platos fríos y salsas como guacamole, pebre y pico de gallo. Va bien con pescados, pollo y mariscos. Potente diurético, ayuda a desintoxicar el organismo, es un potente antibacterial y ayuda a equilibrar el azúcar en la sangre.

Eneldo: no es de las hierbas más populares, pero me declaro su fan nº1. Es dulce y suave, y va muy bien con sopas, salsas frescas, papas, arroz, pescados y huevos. Ayuda a bajar el colesterol malo y a combatir la depresión.

Menta: aromática, dulce y fresca, no hay como la menta. Se utiliza como complemento para aves y cordero, además de platos deliciosos como las arvejas a la menta, pero sobre todo en platos dulces, pues va muy bien con frutas y chocolate. Ayuda a la digestión, a aliviar dolores de cabeza, nauseas y fatiga, entre otros muchos beneficios.

Perejil: Al igual que el cilantro, aporta frescura a los platos en sus variedades plana y crespa. Va muy bien en platos mediterráneos en base a arroz, pestos, hummus y ensaladas. Es un potente diurético y ayuda a mejorar las defensas.

¿Cuáles son tus favoritas?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s