Receta: Chai Latte Casero

chai latee2.jpg

Me considero una veranista de tomo y lomo. Me encanta el verano, el sol, el calor, la piscina, las vacaciones… el frío no es lo mío. Será porque soy mujer y más encima de presión baja, la cosa es que cuando me da frío me da MUCHO frío. Por eso las estufas y los tecitos son mis mejores amigos, al igual que las especias.

Por eso adoro el chai latte, una mezcla de té negro y especias que es típico de la India. Dicen que en las calles de ese país lo venden baratísimo, y que cada familia tiene su receta especial. En el mercado hay muy buenas mezclas incluso lo venden en polvo, pero no hay nada como hacer las cosas tú mismo. Incluso sirve como para hacer un regalo especial con tus propias manos, y lo mejor es que puedes elegir las especias que te gustan, e ir ajustando el sabor como quieras. ¡Es perfecto! A mí me gusta con una cuchardita de miel y leche, y esta receta es para esas ocasiones en las que se te antoja algo espumoso y suave. Te vas a sentir como en tu propia cafetería 🙂

Ingredientes:

Para el té chai:

2 tazas de agua

2 bolsas de té negro

2 clavos de olor

1 cdta canela molida

½ cdta jengibre molido

½ cdta cardamomo molido

½ cdta nuez moscada molida

¼ cdta pimienta negra molida (opcional)

2 cdas de miel

Para el latte:

½ taza del té chai preparado

¾ tazas leche entera

1 cda de miel

1 pizca de canela molida

Instrucciones:

  1. Para el chai: En una olla mediana, llevar a ebullición el agua y las especias. Apagar el fuego  y dejar reposar 5 minutos. Volver a poner al fuego y agregar las bolsas de té y la miel. Llevar a un suave hervor y apagar el fuego. Dejar reposar 5 minutos más, luego retirar las bolsitas y colar. Reservar ½ taza para el latte. El resto se puede guardar hasta por 2 semanas en el refrigerador para futuras preparaciones.
  2. Para el latte: En una olla mediana, llevar la leche, la miel y una pizca de canela a un hervor suave, revolviendo seguido. Una vez que la leche comienza a hacer burbujas, sacar la olla del fuego. Con una batidora de inmersión (la minipimer) batir la leche hasta que quede espumosa.
  3. Verter ½ taza del té chai que preparaste en un tazón. De a poco agregar la leche, con una cucharita empujar la espuma. Servir caliente o frío (puedes agregar hielo) espolvoreado con una pizca de canela.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s